¡YA LO TENGO!: Otra de grip

Siento ser pesado, bueno, si no fuera pesado no me mandarían escribir estas "cosas", así que no lo siento. A lo que iba, parece que YA LO TENGO, ja,ja,ja... estoy pegando muy bien a la bola, de forma consistente y durante más de un mes. A ver si soy capaz de no cambiar de swing por fallar unos cuantos golpes. ¿lo conseguiré? ¡tachaaan....¡

Tras un mes de enero en el que no ha habido manera de jugar todas mis sensaciones cogidas con pinzas tras el -2 en La Arboleda, se perdieron "quie sabe ande". En febrero empecé centrándome en mantener el brazo izquierdo estirado y mis contactos y consistencia fueron bastante buenos, aunque tenia tendencia a abrir la bola, no mucho con los hierros y bastante con el drive cuando quería apretar. Con viento hacía unos panchitos muy precisos. Me estaba molando la cosa, pero en el stand no me sentía muy cómodo y sin darme cuenta supongo que para protegerme del fallo por la derecha (aunque parezca que debería ser lo contrario) no acababa el swing con una falsa sensación de control.

Al darme cuenta, decidí hacer una vuelta, pasara lo que pasara, con el único objetivo de acabar desgirado en cada swing y fuera el golpe que fuera. Al principio acojona, pero cuando ves que las bolas van tocadas y cerrando ligeramente te lo empiezas a creer. Esto molaba aún más. Pero la sensación no acababa de convencerme; seguía sin estar cómodo en el stand y el finish era en muchas ocasiones un poco forzado.Tenía que pensar en acabar, con lo que no estaba pensando en donde quería mandarla bola. Los que me habeís visto jugar, sabeís que lo que mejor tengo es el ritmo, pero se me iba. No había fluidez. Además en el chip estaba flojo y en el putt pues lo de siempre, capaz de lo mejor y lo peor. Todo, menos consistente y con sensaciones.

Estando en el laboratorio de I+D+I, osea el putting-green, probé varias formas de agarrar el putt. En una de éstas, haciendo el tonto, pateé con una bola en la mano izquierda y ... ¡EUREKA!, sentí perfectamente el paso del palo. Era otro mundo. Así cualquiera. ¡Pero como no lo había hecho antes!. Ya sin bola en la mano, cogí el palo solo con las yemas de los dedos. La sensibilidad y el control eran muy superiores. Lo trasladé al campo y reduje drásticamente los tres putts. Había pensado poner una foto, pero mis uñas son muy feas. Así que pensé, ¿por que no probarlo con el grip de los hierros? y de repente el desgiro que antes era un tanto forzado se hizo natural. ¿Flipante eh?. Intentar agarrar más desde la punta de los dedos.Te sientes incómodo, parece que se te va a escapar, pero funciona. Empezar con los chips...., funciona. He ganado un palo de distancia con menos esfuerzo.

No quisiera despedirme sin recomendaros una herramienta que creo me va a ayudar mucho. Se trata de una aplicación para smartphone llamada GPS GOLFSHOT. Tiene todos los campos de golf, te da todas la distancias que necesitas y te saca todas las estadísticas: calles cogidas, greens en regulación, recuperaciones..... por campo, fecha.... un flipe. No consume muchos datos ni batería.

P.D. Si alguien quiere hacerme algún comentario o corrección mandarle un correo a Pedro: laredogolf@gmail.com.

Después de soltarlo te quedas mucho mejor ja,ja,

Juan Carlos Rivero González